Recuperar la textura óptima y el brillo natural del cabello tras el verano es algo que puedes conseguir si te lo propones. Las mascarillas KADŌ son tu mejor aliado y se adaptan a tu tipo de cabello. SILK SMOOTH, especial para cabellos lisos, contiene activo Bio-Protect para proteger tu pelo de la polución durante la vuelta al trabajo. Si tienes el cabello rizado, puedes optar por CONTROL CURL para rizados, con Keratina, aceites y vitaminas. Para una nutrición extra, aplícatelas sobre el cabello seco de medios a puntas y por la mañana lávalo con normalidad. ¡Verás qué cambio! No olvides llevar una dieta equilibrada para frenar la caída típica de la estación (son estupendos los complementos de germen de trigo y levadura de cerveza). Mima tu cabello con cepillos suaves, evitando el secador y los recogidos muy tensos. ¡Y planta cara al otoño!

Volver atrás