A veces, el cuero cabelludo se irrita, se reseca y hace que tu cabello se debilite. ¿Tiene solución? Lo primero que debes hacer es replantear tu estilo de vida; si tu dieta es la adecuada (puede ser debido a un mal aporte de nutrientes) y si el estrés está haciendo mella en ti. Desde el exterior, también puedes actuar: huye de las temperaturas extremas, evita rascarte o utilizar gorros o recogidos, y opta por un champú que devuelva el equilibrio a tu cuero cabelludo. El Champú Dermocalmante KADŌ contiene activos que protegen y limpian, preservando la barrera lipídica sin irritar. Masajea siempre con suavidad, con las yemas de los dedos (cuidado con las uñas), y aclara bien, mejor con agua tibia. El aire libre y ejercicios como el yoga o la meditación te irán perfectos, no sólo para tu cabello: también para ti.

Volver atrás