Prolongar un buen aspecto de la piel es prolongar un poco la sensación de vacaciones. ¿Te apetece? Entonces, asegúrate de que a tu piel no le falte la hidratación, por dentro y por fuera. Así evitas su descamación y haces que se muestre radiante. También puedes apuntarte a los alimentos ricos en betacarotenos (sí, sí, las zanahorias, pero también la calabaza, los boniatos, el pimiento…). Y ahora, el secreto KADŌ: Los polvos Bronzing , que subliman e iluminan la piel con ese magnífico tono dorado que te encanta. Y como tienen vitamina E, áloe vera y rosa mosqueta, mantienen tu piel en condiciones perfectas. Llévalos siempre en tu bolso y difumínalos con la brocha Kabuki Brush, con borla y redondeada, para estar siempre radiante.

Volver atrás